Beauties-Logo-2.jpg
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram

©2019 by Viviana Greco

 

La gran belleza: Roma

Magnifica, bellísima y eterna, la capital italiana brilla después de tres milenios de historia.Esta ciudad fue la metrópolis más grande de la humanidad con su cultura, su arte ycapital del Imperio Romano.

En la actualidad es la ciudad que concentra más bienes históricos y arquitectónicos del mundo. Está incluida en la lista de Patrimonio de la humanidad de la Unesco, así también la Santa Sede que se encuentra dentro de la Ciudad del Vaticano. Roma es la única ciudad del mundo que posee un estado dentro de la ciudad.

En esta ciudad que adoro,en la que viví varios años, contiene escenarios cinematográficos de famosas películas, ¿Quién no vio la escena de la Dolce Vita(Federico Felini, 1960) entre MarcelloMastroianni y Anita Ekbergde en la fontana de Trevi?Ciudad romántica por naturaleza, con el Coliseo, uno de los monumentos más representativos de la ciudad eterna. Dicen que si cayera el Coliseo caería Roma, porque no se puede imaginar Roma sin él.

Ciudad encantadora de siete colinas, con su bella Plaza Navona, donde encontramos otras obras maestras como la Fuente de los cuatro ríos (Bernini), fuente del Moro,fuente de Neptuno y la Iglesia de Santa Inés (Sant ‘Agnese).

 

La Grande Bellezza, película de Paolo Sorrentino (ganadora del Óscar 2014 a mejor película extranjera), muestra en su plenitud la Plaza Navona y otros monumentos magníficos de esta ciudad.

Otro sello indiscutible de La capital de Italia es la Basílica de San Pedro, obra maestra que domina el escenario de la ciudad con su larga e impresionante historia,donde quiero destacar que se necesitaron más de 100 años para construirla y posee numerosos artistas del Renacimiento Romano y barroco.

Esta ciudad encanta a millones de turistas de los cinco continentes por su historia, arte y también  por su gastronomía, simple, genuina y popular, con su plato estrella: la pasta, spaghettialla carbonara, bucatiniall’ a amatriciana, opciones de pescado y carne, así como la famosa pizza, que podemos comer en pizzería o comprarla en porción (trancio) sentados en una plaza y deleitarnos también con un exquisito helado (gelato).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículo escrito por Viviana Greco para el sitio web Mujeres Divinas.

17 septiembre 2016