Beauties-Logo-2.jpg
  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram

©2019 by Viviana Greco

Viajes místicos, de paz y esperanza: Lourdes

Es una ciudad situada en los Pirineos franceses, conocida sobre todo por su Gran Santuario Mariano. Aquí podemos encontrar peregrinos y gente de todos los continentes en busca de sanación, paz y esperanza.

El Gran Santuario Mariano fue construido después de las apariciones de la Virgen María a una joven del lugar conocida como Bernardete Soubirous (Bernardita). Esta aparición tuvo lugar por primera vez el 11 de febrero de 1858 en la gruta de Massabielle.

La blanca Señora, así la denominaba esta jovencita de 14 años, en una de sus apariciones le pidió a Bernardita que construyeran un Santuario en ese lugar. Así fue como se construyó el Santuario Mariano, un lugar de esperanza y paz que tuvo más de 300 millones de peregrinos a la largo de la historia.

El Gran Santuario 

El Santuario está constituido por un complejo de basílicas como la de la Inmaculada Concepción, la de Nuestra Señora del Rosario y la de San Pío X que es subterránea y puede albergar más de 20 mil personas.

Lo más importante es la Gruta de Massabielle, donde fueron las apariciones de la Virgen a Santa Bernardita, allí también se realizan misas, rosarios y oraciones durante todo el día y es el lugar donde todos los peregrinos concurren para pedir, agradecer y contemplar a la Virgen María.

A un lado se puede buscar agua de la gruta y contemplar gente de todo el mundo llenando botellas con esa agua que en la historia ha sanado tanta gente.

Una de los momentos más bonitos de los peregrinos es el rezo del Santo Rosario, con la procesión a la Virgen de Lourdes y con la característica de que los peregrinos concurren con velas y antorchas iluminando la oscuridad de la noche del Santuario.

Qué visitar en Lourdes

Podemos visitar la casa donde vivió Santa Bernardita (el Cachot) o ir de compras en las calles que nos conducen al Santuario, donde encontraremos rosarios de todo tipo y precio, además de medallas, velas, libros, estatuillas de la Virgen y de todos los santos, especialmente Santa Bernardita que fue la primera Santa de la historia en ser inmortalizada en una fotografía.

Otros lugares  que se pueden visitar es su Castillo, situado a la entrada de los Siete Valles, desde allí podemos contemplar la mejor vista de la ciudad; la torre defensiva del siglo XIV, donde hay un museo de arte y tradiciones propias de los Pirineos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículo escrito por Viviana Greco para el sitio web Mujeres Divinas.

2 enero 2017